Parque Natural de la Sierra de Andújar y lagunas de Ciudad Real (6 al 10.12.2017)
06/12/2017

Aprovechando los cinco días que este año nos concedía el puente de diciembre, todos los miembros del tour dábamos inicio al largo camino direcció a la Sierra de Andújar, no sin antes hacer una breve escala en la laguna del Saladar, Albacete, recomendada por nuestro amigo Rafa Tarralba, ornitólogo de la zona a quien consultamos previamente sobre cuáles eran las mejor opciones a sabiendas de los problemas de sequía de los últimos meses. El Saladar no nos defraudó, aportándonos una buena cantidad de aves acuáticas como lo fueron los ánades silbones, tarros blancos, ánade friso, porrón común, cerceta común, focha vulgar, flamencos, etc...Durante los instantes de descanso de la comida, nos sorpredió un bando de ocho avutardas que sobrevolaron los márgenes del pueblo Corral-Rubio y más tarde tres ortegas nos cruzaban por delante de nuestro coche. La llegada a nuestro alojamiento en Los Pinos, situado a medio camino del pueblo de Andújar y nuestras zonas de prospección para el lince, fue sobre las 20h, donde cansados del trayecto, utilizábamos nuestras últimas energías para cenar en el restaurante e ir a descansar hasta la mañana siguente.

Los nervios de la primera mañana nos hizo levantarnos con cierta celeridad y tras el reconfortante desayuno, nos dirigimos hacia nuestros puntos de espera. El paisaje de la sierra y la elevada cantidad de ciervos, gamos y toros de las diferentes fincas que veíamos durante nuestro recorrido nos hacía intuir que podríamos tener suerte con el "gato".

Al cabo de poco rato llegábamos al tramo de pista que elegiríamos como nuestra zona para hacer las esperas, y consultamos a las diferentes personas que ya habían llegado minutos antes si tenían alguna novedad reciente del lince. La información de que una pareja de asturianos los habían visto el día anterior a muy corta distancia y durante más de dos horas seguidas, nos hizo animar más de lo que ya estábamos. 

Las esperas se hacían más llevaderas gracias a los primeros buitres negros y buitres leonados o la primera pareja de aguila imperial ibérica. Pero, a pesar de nuestro esfuerzo y dedicación no hubo suerte en forma de "gato" durante nuestra primera jornada.

Iniciábamos nuestro segundo día con las mismas esperanzas del primero y tras el desayuno , no dirigimos de nuevo hacia la pista de la "Lancha". Los rabilargos, picogordos, alcaudón meridional, o el roquero solitario se dejaban observar bien mientras otras especies como los lúganos, herrerillos comunes, perdiz roja o las currucas rabilargas se escuchaban a menudo desde nuestro punto de espera. 

Las horas de búsqueda empezaban a hacerse notar y el cansamiento y la acumulación de horas de prospección en busca del lince daban pié a ciertas dudas sobre si finalmente tendríamos la fortuna de verlo. Las visitas a otras zonas de los alrededores del embalse de la Jándula nos recompensó con algunas nuevas especies para nuestra lista del viaje como lo fue una pareja de aguila real posada, azor, gavilán, más aguila imperial ibérica, un solitario acentor alpino, aviones roqueros, roquero solitario y por fín un grupito de unos cinco individuos de cabra salvaje

De repente, el aviso de que unos chicos habían visto fugazmente un lince en parte final de la pista, hizo que nos desplazáramos rápidamente hasta el lugar donde ya habían llegado algunas personas, incluidas los autores de la observación. Sin embargo, nuestra no tuvo éxito...   

El regreso a nuestro alojamiento de nuestro segundo día nos recompensó gratamente con las mejores observaciones de una pareja de muflón a escasos 15 metros de distancia, seguidos de un zorzal charlo y un grupito de totovías.

No decayeron nuestras esperanzas durante nuestro tercer y último día en la sierra buscando el lince ibérico. Como el resto de jornadas, iniciábamos nuestras incesantes esperas chequeando, palmo a palmo, con la ayuda de nuestros prismáticos y telescopios. De tanto en tanto, se acercaban pequeños grupos de buitre negro y buitre leonado y también la pareja de aguila imperial ibérica que parecía ir asociada con ellos. 

Un chico extranjero comentaba, sin demasiado émfasis, que le había parecido ver un lince justo en la zona donde estábamos nosotros. Sus acompañantes no habían podido ver nada y todo parecía indicar que la ilusión de ver un individuo podía hacer pasar malas jugadas. Pero de repente, aparecía sentado un ejemplar de lince a una distancia de unos 200 metros! pocos segundos más tarde, multitud de telescopios señalaban en dirección a Galo, un macho de ocho años de edad, a quien unas pequeñas diferencias en las manchas de una de sus patas traseras, lo permitían diferenciar de otros individuos que podrían haber llegado de sus territorios colindantes. Galo seguía limpiándose los flancos con su lengua cuando, de repente, un conejo llamaba su atención y lo hacía posicionar en modo alerta agachado para iniciar, segundos más tarde, un breve intento de captura sin éxito. Posteriormente, volvía a sentarse para dormitar durante unas cuatro horas junto a un pequeño arbusto.

Nuestro objetivo prioritario del tour había sido satisfecho y aún nos faltaba poder observar la nutria que a última hora del día solía aparecer bajo el puente del río Jándula. De este modo agotábamos nuestras últimas horas de luz. 

A primera hora del nuestro último día decidimos intentar de nuevo la nutria. Los gritos continuos en uno de los márgenes del río nos indicaba que al menos un ejemplar permanecía escondido a no demasiada distancia bajo la vegetación. Segundo más tarde salía de su escondite, para lanzarse al agua y desaparecer de nuevo. Nos dimos por satisfechos e iniciamos el camino de regreso, no sin antes, observar por última vez, una pareja de aguila imperial ibérica posada en una torre eléctrica. 

Unas dos horas más tarde llegábamos a la laguna de Navaseca, cerca de Daimiel,  donde los grupos de malvasías, porrón pardo, grullas, aguja colinegra, combatientes, zampullines cuellinegros, ánsar vulgar, tarros blancos, ánades rabudos y fumareles cariblancos  entre muchos otros, nos permitieron hacer un breve descanso antes de continuar nuestro trayecto hacia Barcelona.      

Parque Natural de la Sierra de Andújar y laguna de Ciudad Real 06-10.12.2017

  Toro

  Sierra de Andújar

  Mochuelo común (Athene noctua)

  Momentos de observación

  Toro

  Paisaje de Andújar

  Buitre negro (Aegypius monachus)

  Buitre negro (Aegypius monachus)

  Buitre negro y común

  Aguila imperial ibérica (Aquila adalberti)

  Aguila imperial ibérica (Aquila adalberti)

  Aguila imperial ibérica y Buitre leonado

  Aguila real (Aquila chrysaetos)

  Lince ibérico (Linx pardinus)

  Lince ibérico (Linx pardinus)

  Foto del grupo

  Punto de espera

  Celebración con Mariano Cebolla

  Observadores

  Lince ibérico (Linx pardinus)

  Observando rapaces

  Cuidado Lince!

  Roquero solitario (Monticola solitarius)

  Cartel Lince

  Largas esperas

  Ciervo (Cervus elaphus)

  Mochuelo común (Athene noctua)

  Zorzal charlo (Turdus viscivorus)

  Toro y mochuelo común

  Muflón (Ovis orientalis)

  Observación del Lince

  Observando rapaces

  Aguila imperial ibérica (Aquila adalberti)

  Esperando a la Nútria

  Ciervo (Cervus elaphus)

  Malvasía común (Oxyura leucocephala)

  Observatorio de Navaseca

Buscador


Etiquetas

PajarosMonteCatalunyaNaturalezaToursReportajes

Ultimos reports

Parque Natural de la Sierra de Andújar y lagunas de Ciudad Real (6 al 10.12.2017)
Sierra de Collserola

DESCUBRE MAS REPORTS